Con letras gigantes, que forman la expresión #BajemosElTono, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) lanza, durante la versión número 23 de Rock al Parque, su estrategia de convivencia digital, a través de la cual se busca generar conciencia entre la ciudadanía sobre el comportamiento que tienen los colombianos en Internet.

“A raíz del tono violento y agresivo que marca las interacciones de los colombianos en redes sociales frente a diferentes temas, desde el Ministerio TIC decidimos reflexionar sobre este tipo de comportamientos en la red y tomamos la decisión de diseñar una estrategia para contrarrestarlos y promover el civismo digital”, aseguró el Ministro TIC, David Luna, quien agregó que “lo que decimos y hacemos en el mundo virtual, tiene efectos en la vida real, pues lo ven y reproducen los demás”.

Por esta razón, #BajemosElTono es una invitación a la reflexión individual y colectiva entorno a los efectos que tienen sobre los demás las palabras, expresiones y acciones en la red. El mundo virtual es real y ser agresivo en Internet implica ser agresivo también en la vida cotidiana. A través de esta estrategia, MinTIC pretende que los ciudadanos apelen a la conciencia a la hora de interactuar a través de las TIC, partiendo del supuesto de que el uso de un lenguaje violento se puede moderar a través de la regulación social.

El Ministro Luna explicó que “la estrategia cuenta con una página web (www.bajemoseltono.com) que simula una caja de herramientas, a la que pueden recurrir los ciudadanos para responder a agresiones dirigidas hacia sí mismos o a terceros. En esta plataforma, los internautas encontrarán videos, audios, memes, gifs y calcomanías que pueden ser insertados en conversaciones digitales para interrumpir la violencia e invitar a que #BajemosElTono”.

La campaña también cuenta con cinco videos multiplataforma que recrean interacciones entre usuarios TIC cargadas de agresiones e irrespeto, con el propósito de evidenciar que la violencia nos distancia de los demás, poniendo un obstáculo para aprovechar las oportunidades que ofrece la tecnología, como educación, acceso a la información, participación y empoderamiento, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *